Inglés Francés
   DESCUBRE ARAGÓN
  ¿Dónde ir y qué ver?
        Localidades
        Espacios Naturales
        Patrimonio
        Ocio y Cultura
   ¿Qué hacer?
   ¿Dónde comer?
   ¿Dónde dormir?
   ¿Cómo llegar?
 
   CONOCE ARAGÓN
   Leyendas
  
    La Torre de D.Blanca
    Baronía de Escriche
    Má d'ella
    El pozo del Diablo
    La Cruz del Sobrarbe
    Trovador Aljafería
    La Torre del Tardán
    Amantes de Teruel
    La Campana de Huesca
    El Santo Grial
    Monte Perdido
    Las Tres Sorores
    El Dolmen Losa Mora
    La Cueva del Caco
    La Basa de la Mora
    La Aparecida
    Conde Aznar
    La Leyenda del Aneto
    Las Brujas de Tella
    La Tía Casca
    Corporales de Daroca
    La Morica encantada
    Leyenda de Pyrene
    Leyenda de Formigal
    El Puente de Olvena
    Cueva de las Güixas
   Tigre del Maestrazgo
    San Jorge
    Toro y Estrella
    Santuar. de Guayente
    La Muerte de Roland
 
   PRODUCTOS DE ARAGÓN
    Denominación de Origén
    C de Calidad
    Artesanía
 
 
 
 
Rutas   |   Visitas Virtuales   |   Galería Fotográfica    |     Buscador Geográfico   
Buscar: en: Búsqueda avanzada
Leyendas / El Tigre del Maestrazgo

 

Uno de los capítulos más polémicos y poco conocidos de la historia española fue la Primera Guerra Carlista, que tuvo gran incidencia en el Bajo Aragón, Tarragona, Castellón y comarcas circundantes. Uno de sus mayores protagonistas fue Ramón Cabrera, conocido como "el Tigre del Maestrazgo", el cual tuvo en jaque al ejército liberal.

Esta guerra significó el enfrentamiento entre las dos Españas, la liberal, defensora de la Constitución de 1812 y la tradicional, defensora del Estado y sus pilares, la Monarquía, la Iglesia y el Ejército.

La Historia nos ha dejado la imagen de este militar fiel a sus ideales, ambicioso y sangriento en la batalla, figura insigne del Carlismo.

Nacido en Tortosa el 27 de diciembre de 1806, pronto destacó por sus dotes militares. Consiguió dominar una gran parte de España desde sus atalayas de Morella o Cantavieja. Esta última, fue su residencia habitual y cuartel general, aprovechando su privilegiada posición y amurallamiento para acometer desde allí la conquista de Morella.

En abril de 1835 Carlos V le nombró jefe de las fuerzas carlistas de Aragón y Valencia (Maestrazgo, Puertos, Bajo Ebro, Matarraña y Bajo Aragón), dando un gran impulso a la guerra, especialmente por su extraordinaria movilidad.

En represalia por la muerte de los alcaldes "cristinos" de Valdealgorfa y Torrecilla, en la provincia de Alcañiz, el general Nogueras fusiló a la madre de Cabrera, Ana María Griñó, el 16 de febrero de 1836 en la Suda de Tortosa, hecho que tuvo gran repercusión en Europa y que contribuyó aun más a endurecer la guerra en el Maestrazgo.

El Tigre del Maestrazgo, fue nombrado teniente general y conde de Morella después de su victoria en Maella en octubre de 1838. Cabrera organizó un pequeño estado con capital en Morella, centro de la actividad carlista con servicios en Cantavieja, Mirambel y Beceite.

En 1839 no aceptó el convenio de paz de Vergara y se retiró con su ejército al norte de Cataluña, pasando a Francia en julio de 1840, donde vivió hasta la segunda guerra carlista o guerra de los "matiners". Al iniciarse ésta, fue designado por Carlos VI jefe supremo de las fuerzas carlistas en Aragón, Cataluña, Valencia y Murcia. En 1848 entró en Cataluña para organizar a un ejército de 9.000 hombres, pero poco después tuvo que regresar a Francia, pues la guerra no enraizó y las fuerzas gubernamentales eran superiores.

En 1850 se casó con una dama de la alta sociedad inglesa, alejándose de los centros exiliados carlistas, lo que fue acercándole con el tiempo a ideas más moderadas y constitucionalistas, convirtiéndose el "Tigre del Maestrazgo" en el gran burgués de Wentworth.

Carlos VII le ofreció más tarde la jefatura militar del tercer levantamiento carlista, pero Cabrera lo rechazó negándose a participar en otra guerra civil. En 1875 reconoció como rey legítimo a Alfonso XII que le nombró capitán general del Ejército, reconociéndole honores y títulos.

El Tigre del Maestrazgo residió retirado de toda actividad política en Inglaterra, hasta su muerte el 24 de mayo de 1877, pero su leyenda, magnificada por la imaginación popular, aún se mantiene viva en numerosas localidad del Maestrazgo. De hecho, se ha convertido en una figura real en la que se mezcla la historia y la leyenda, adjudicándole hechos y andanzas por muchos rincones del Maestrazgo turolense y castellonense.

© Prames

 



(sugerencias)                                                                   (enviar a un amigo)
<<volver 



Una iniciativa de Caja Inmaculada gestionada por CAI Obra Social

Derechos de autor

Mapa Web
Mapa Web