Inglés Francés
   DESCUBRE ARAGÓN
  ¿Dónde ir y qué ver?
        Localidades
        Espacios Naturales
        Patrimonio
        Ocio y Cultura
   ¿Qué hacer?
   ¿Dónde comer?
   ¿Dónde dormir?
   ¿Cómo llegar?
 
   CONOCE ARAGÓN
    Historia
    Leyendas
    Aragoneses ilustres
    Geografía
    Economía
    Reportajes
    Tierra de ...
    De Interés Turístico
 
   PRODUCTOS DE ARAGÓN
    Denominación de Origén
    C de Calidad
    Artesanía
 
 
 
 
Rutas   |   Visitas Virtuales   |   Galería Fotográfica    |     Buscador Geográfico   
Buscar: en: Búsqueda avanzada
Campo de Daroca (Zaragoza)

 
Comarca de Campo de Daroca

Situada al suroeste de la provincia de Zaragoza, con una extensión de algo más de 1.117,9 Km2 y una población de 6.439 habitantes. Está formada por los municipios de: Acered, Aldehuela de Liestos, Anento, Atea, Badules, Balconchán, Berrueco, Cerveruela, Cubel, Cuerlas (Las), Daroca, Fombuena, Gallocanta, Herrera de los Navarros, Langa del Castillo, Lechón, Luesma, Mainar, Manchones, Murero, Nombrevilla, Orcajo, Retascón, Romanos, Santed, Torralba de los Frailes, Torralbilla, Used, Val de San Martín, Valdehorna, Villadoz, Villanueva de Jiloca, Villar de los Navarros, Villarreal de Huerva y Villarroya del Campo. Limita al sur con la provincia de Teruel y la comunidad de Castilla León, al noroeste con el Campo de Belchite, y al norte con las comarcas del Campo de Cariñena y de Calatayud.

Sólo los pueblos nacidos a lo largo del Huerva y el Jiloca poseen un mínimo y tradicional sistema de regadío donde se cultivan frutales, hortalizas, destacando también, la producción de azafrán. El resto carece de agua para destino agrícola, a excepción de las zonas que pueden servirse de la laguna de Gallocanta para sus cultivos. Aún así la agricultura predominante es la extensiva de cereal y los viñedos. La industria de la comarca se sitúa en Daroca mayoritariamente y es de carácter conservero en buena medida.

Daroca da nombre a esta comarca serrana que se extiende en dirección oeste – este, comenzando en los páramos próximos a Castilla donde nace el río Piedra y continúa por los cursos medios del Jiloca y el Huerva. Es el corazón del Sistema Ibérico con unas sierras humildes, vegas estrechas y frondosas, cereales, encinas y almendros.Fue fundada por los musulmanes permaneciendo bajo su dominio hasta que en 1120 la conquistase Alfonso I y tanto éste como posteriormente Ramón Berenguer IV concedieron a la ciudad fueros garantizando privilegios a los habitantes de esta zona fronteriza que tanto interesaba repoblar. Estos darocenses participaron activamente en las campañas guerreras contra los musulmanes valencianos, produciéndose en una de estas refriegas el Milagro de los Corporales, celebrándose la fiesta de los Corporales en junio durante el Corpus Christi.

El Casco urbano de Daroca conserva a su alrededor sus murallas, siendo con sus 4 Km. el más extenso de Aragón. Posee varias puertas de singular belleza entre las que destacamos la Puerta Baja del siglo XIV que servía como desagüe natural del río, este hecho se solventó con “La Mina” túnel excavado de 600 mts que sirvió para desviar las grandes avenidas que atravesaban la Calle Mayor en los días de tormenta.

La puerta Alta se construyó a principios del XVI sustituyendo a otra anterior, sobre su arco apuntado encontramos el escudo de la ciudad.

El caserío de la primitiva ciudad musulmana se situaba al pie del Castillo Mayor y continuaba hasta la actual iglesia de San Miguel. Las calles de esta zona muestran la trama laberíntica propia del urbanismo islámico. Hubo judería también en torno el castillo, en ella se situaba la sinagoga y el cementerio. Tras la conquista cristiana el crecimiento urbano se hizo con una planificación de vías rectas y parcelas homogéneas.

De entre las iglesias de Daroca destaca la Colegiata de Santa María, unida a la fama de los Corporales que allí se guardan. El templo actual es el resultado de dos etapas constructivas en las que la primitiva iglesia románica quedó incorporada al nuevo templo renacentista con planta de salón cubierta con bóveda de crucería estrellada. Se conservó la Capilla de los Corporales y se levantaron otras seis.

Al oeste del Jiloca los montes se van sucediendo hasta alcanzar el amplio páramo que enlaza con Castilla, llanos deforestados donde crece el cereal a 1.000 mts de altitud, siendo Gallocanta el corazón de estas llanuras, desdibujando la frontera entre la provincia de Zaragoza y la de Teruel. La laguna salada de Gallocanta es un enclave ecológico de primer orden a nivel europeo, ya que se trata de la laguna de carácter estepario de mayor extensión de toda España. Se encuentra repartida entre las comarcas de Daroca y Jiloca. Esta zona protegida denominada Refugio de Fauna Silvestre de la Laguna de Gallocanta ocupa el centro de una amplia cuenca endorreica que presenta una superficie de extensión variable llegando a estar en ocasiones completamente seca.La variedad de fauna que recoge es increíble, llegándose a catalogar más de 200 especies, en su mayoría aves de las que en épocas buenas, con niveles de agua altos, se han llegado a reunir 200.000 ejemplares.

Una de las mejores panorámicas de la laguna se contempla desde Berrueco, pueblo serrano asentado sobre un crestón de cuarcita. De su muralla poco queda si exceptuamos los restos de sus altivas torres.

En los pueblos del páramo la amplitud de horizontes lo domina todo con una sensación de horizontes infinitos que podemos admirar en Las Cuerlas, en Gallocanta, Used, Cubel o en Torralba de los Frailes. Siendo el río Piedra y su valle los encargados de romper la bella monotonía del páramo.

Estos páramos tienen en el noroeste la sierra de Santa Cruz como telón de fondo con sus laderas manchadas de carrascas y rebollos. Justo al otro lado se levantan Acered y Atea en los que el relieve y los cultivos de ondulaciones suaves cubiertas de viñas y almendros son todo un espectáculo en su época de floración. Desde Atea la carretera desciende hacia el valle del Jiloca y su vega que poco a poco va estrechándose hasta desaparecer en el desfiladero que separa las comarcas de Daroca y Calatayud. En este entorno se enclava Murero, con un yacimiento paleontológico excepcional por la cantidad y calidad de sus fósiles marinos.

Más allá del Huerva el terreno se ondula en lomas cultivadas. Tanto en Villarroya como en Anento el color rojo se apodera de sus panorámicas, siendo todavía más intenso en este último. El pueblo, situado al pie de una muela rocosa coronada por el castillo, posee una bella iglesia gótica con un amplio atrio ojival que guarda un bello retablo, también podemos visitar el Aguallueve, una fuente que mana entre travertinos y musgos formando una cortina de agua, como un oasis en medio del páramo. Desde allí podemos ascender hasta el antiguo castro ibérico.

El Huerva entra a la comarca por la llanura del Campo Romanos con páramos despejados pero sale encorsetado entre las pizarras de Cerveruela. Aún vuelve a entrar otra vez para atravesar el término de Herrera de los Navarros, de amplio caserío entre el que destaca su iglesia parroquial y de ésta su magnífica torre de estilo mudéjar.

Más información:

© Prames


Ver mapa de la Comarca
   
Nº de habitantes: 6439
Tfn: 976801286
E-mail: sugerencias@comarcadedaroca.com
Url: http://www.comarcadedaroca.com

Enlaces de interés:
    1. Información general de la Comarca
    2. Laguna de Gallocanta
    3. Vídeo - Aragón el Viaje Fascinante
 
(sugerencias) (enviar a un amigo)
<< volver  



Una iniciativa de Caja Inmaculada gestionada por CAI Obra Social

Derechos de autor

Mapa Web
Mapa Web
Campo de Daroca
 
   Espacios Nat.
   Patrimonio
   ¿Qué hacer?
   Ocio y Cultura
   ¿Dónde comer?
     En la Comarca
   ¿Dónde dormir?