Inglés Francés
   DESCUBRE ARAGÓN
  ¿Dónde ir y qué ver?
        Localidades
        Espacios Naturales
        Patrimonio
        Ocio y Cultura
   ¿Qué hacer?
   ¿Dónde comer?
   ¿Dónde dormir?
   ¿Cómo llegar?
 
   CONOCE ARAGÓN
    Historia
    Leyendas
    Aragoneses ilustres
    Geografía
    Economía
    Reportajes
    Tierra de ...
    De Interés Turístico
 
   PRODUCTOS DE ARAGÓN
    Denominación de Origén
    C de Calidad
    Artesanía
 
 
 
 
Rutas   |   Visitas Virtuales   |   Galería Fotográfica    |     Buscador Geográfico   
Buscar: en: Búsqueda avanzada
Tarazona y El Moncayo (Zaragoza)

 
Comarca de Tarazona y El Moncayo

La Comarca de Tarazona y el Moncayo se extiende al norte de la montaña más alta del Sistema Ibérico con 2316 mts: el Moncayo, y va desde las cumbres de la sierra hasta la depresión del Ebro. Su situación le hace ser zona fronteriza entre cuatro comunidades autónomas: Castilla y León, Navarra, la Rioja y Aragón.

Tiene una población de 14382 habitantes y una superficie de 452,4 Km cuadrados. Tarazona es la capital de esta comarca, constituida por 16 municipios: Añón de Moncayo, Alcalá de Moncayo, El Buste, Los Fayos, Grisel, Litago, Lituénigo, Malón, Novallas, San Martín de la Virgen del Moncayo, Santa Cruz de Moncayo, Tarazona, Torrellas, Trasmoz, Vera de Moncayo, y Vierlas.

En esta comarca se podría hacer dos grupos de poblaciones, por un lado los pequeños núcleos rurales en los alrededores del Moncayo que viven de la agricultura, la ganadería, y cada vez en mayor medida, del turismo. Y por otro, Tarazona y la zona del norte, donde nos encontramos localidades más grandes con una mayor actividad industrial. Y en los que la explotación de la tierra sirve de complemento económico al empleo en el sector secundario y en los servicios.

Comarca testigo de grandes acontecimientos históricos, conserva gran riqueza patrimonial que se completa con un entorno natural considerado como único en Europa. En menos de 500 Km cuadrados se reúnen ambientes naturales muy diversos, desde los hayedos del Moncayo o la frondosidad de la vega fluvial a la aridez de la estepa.

Pero de entre todos el Parque Natural de la Dehesa del Moncayo destaca por su belleza e importancia. En él comienza el GR 90 sendero que recorre las sierras del Sistema Ibérico aragonés describiendo un gran arco desde el Moncayo hasta las sierras turolenses. La cumbre del Moncayo con nieve la mayor parte del año, actúa como frontera entre las dos cuencas más extensas de la Península, la del Duero y la del Ebro. El Parque del Moncayo se creó como tal en 1979 con una extensión de 1389 hectáreas que en 1998 se amplió hasta alcanzar 9848, con una extraordinaria diversidad botánica propia de los pisos altitudinales que lo forman, además de estos atractivos el Parque cuenta con dos centros de interpretación:

El Centro de Interpretación en Agramonte. En el que se puede obtener información detallada sobre el Parque, así como visitar la exposición permanente sobre los recursos y valores naturales de éste. Desde allí la carretera asciende hasta el santuario del Moncayo situado a 1610 metros de altitud y que es objeto de una romería anual, conocida como romería del Quililay.

Y el Centro de Interpretación de Añón de Moncayo que se encuentra en los bajos del Ayuntamiento. Dicho centro cuenta con una exposición donde se recogen las diferentes actividades del Parque y su entorno.Las tierras de Tarazona y el Moncayo sorprenden por el rico patrimonio cultural que albergan: fiestas, música, tradiciones y leyendas forman parte de sus pueblos y hacen disfrutar de la magia de los sentidos a quienes habitan este territorio y a todos a cuantos se acercan a conocerlo.

La capital de la comarca es Tarazona, cuya historia se remonta a la antigüedad, como atestiguan los numerosos restos celtíberos y romanos hallados en el casco urbano.Tarazona fue un ejemplo de convivencia ya que durante varios siglos convivieron en ella musulmanes, judíos y cristianos de los que quedan no pocas huellas, algunas magníficamente recogidas como es el caso del Centro de Interpretación de la Cultura Judía de Tarazona "Moshé de Portella", el Centro de Interpretación del Islam en la vecina Torrellas o en el propio urbanismo turiasonense en el que encontramos zonas propias de cada cultura como es el caso de la judería junto al palacio episcopal o los arrabales musulmanes con su intrincada red de calles.

Dentro de Tarazona también destaca por su singularidad y belleza el Ayuntamiento de mediados del siglo XVI en el que destacan los relieves de su fachada, también llama la atención la Plaza de Toros Vieja, de forma octogonal y rodeada de edificios de viviendas que se levantó a finales del XVIII. Su principal peculiaridad la constituía el hecho de que desde los balcones de estas podían verse los festejos taurinos.

Mención aparte merece la Catedral de Nuestra Señora de la Huerta, comenzada en el siglo XII, planta de cruz latina, con elementos que van desde el románico hasta el barroco dotando a la catedral de un eclecticismo atractivo e irrepetible.

Otros edificios de interés son: las iglesias de la Magdalena, San Miguel, o la fachada de San Atilano, el convento de la Concepción o el Palacio Episcopal construido sobre la antigua zuda musulmana y en el que podemos visitar una exposición permanente "Arqueología del Moncayo".

Entre las fiestas de mayor interés de la comarca nos encontramos con dances tradicionales, siendo el ”Cipotegato” uno de los personajes más conocidos de estos dances, este personaje ataviado con vivos colores, parece representar la marginalidad y en Tarazona es el blanco de una lluvia de tomates a su paso, en uno de los momentos más conocidos y esperados de sus fiestas.

En Lituénigo tiene lugar una curiosa fiesta a la que llaman "el pesaje de los niños" y que tiene lugar el último domingo de septiembre, en ella se pesa a los niños nacidos durante el último año y su familia entrega dicho peso en trigo para que se subaste como ofrenda a San Miguel. En dicha localidad podemos visitar el Museo del Labrador que recoge por medio de fotografías y objetos la vida tradicional de este lugar.

Al pie del Moncayo donde las laderas moderan sus pendientes, y los bosques se van aclarando hasta enlazar con las estepas se alzan una docena de pueblos, casi siempre de tamaño mediano, en zonas de frondosas vegas y con el Moncayo como telón de fondo.

Entre estos podemos citar Los Fayos surgido a los pies de un impresionante roquedo que sirve de marco a la ermita de S. Benito. En la cumbre de este aún podemos distinguir restos del castillo. Sobre las casas, en ese mismo roquedo se abre una cueva, la de Caco, que otrora sirvió como granero y pajar a las gentes de este pintoresco pueblo, en ésta, según cuenta la leyenda vivía Caco, un gigante y en ella guardaba los objetos que robaba.

A Trasmoz llegaremos por su espectacular castillo, protagonista de una de las leyendas que recogiese Gustavo Adolfo Becquer, haciendo de él, lugar de reunión de las brujas de la zona. Ese episodio legendario y literario se evoca en el Museo de la Brujería, situado en un antiguo horno de pan.

En Litago podemos acercarnos a su iglesia y visitar los restos de su castillo, del que todavía se conservan dos majestuosas torres.

De camino entre Litago y Trasmoz tenemos que tener cuidado de no coger la senda de la Tía Casca o querrá que corramos la misma suerte que ella y pretenderá despeñarnos por el barranco.

No podemos olvidarnos de Vera, villa que perteneció al Monasterio de Veruela, sito en un valle frondoso y bien regado, construido entre finales del XII y principios del XIII, siguiendo los rigurosos esquemas de la orden del Císter. Dentro del monasterio podemos visitar el Museo del Vino, dedicado a los caldos de la denominación de origen "Campo de Borja" y el espacio Becquer, dedicado a dichos hermanos que pasaron aquí una temporada entre 1863 y 1864, fruto de esa estancia es la obra "Desde mi Celda" en la que Gustavo describe en forma de epístola, lugares, gentes, costumbres y leyendas. Mientras que Valeriano hacía lo propio con su especialidad, la pintura, recogiendo así entre los dos, una forma de vida que ya estaba en trance de desaparecer.

Siguiendo el curso del río Huecha llegamos a Alcalá del Moncayo, frondoso, con un núcleo urbano muy denso, coronado por su iglesia y que conserva parte de su antiguo sabor en varios lienzos de muralla.

El más meridional de los pueblos de esta comarca es Añón, con un conjunto urbano muy atractivo en el que destacan el castillo y la iglesia gótica. Podemos además visitar su Centro de Interpretación de la Naturaleza, en el que se resalta como la naturaleza ha marcado el devenir de los pueblos.

Más Información:

© Prames


Galería fotográfica

Ver mapa de la Comarca
Nº de habitantes: 14382
Dirección: Calle Iglesiias, 5
Tfn: 976644640
E-mail: turismo@tarazona.org
Url: http://www.tarazonayelmoncayo.es

Enlaces de interés:
    1. Amigos de los castillos del Somontano del Moncayo
    2. Centro de Estudios Turiasonenses
    3. Tierras del Moncayo
    4. Ayuntamiento de Tarazona
    5. Vídeo - Aragón el Viaje Fascinante
 
(sugerencias) (enviar a un amigo)
<< volver  



Una iniciativa de Caja Inmaculada gestionada por CAI Obra Social

Derechos de autor

Mapa Web
Mapa Web
Tarazona y El Moncayo
 
   Espacios Nat.
   Patrimonio
   ¿Qué hacer?
   Ocio y Cultura
   ¿Dónde comer?
   ¿Dónde dormir?
     En la Comarca