Inglés Francés
   DESCUBRE ARAGÓN
  ¿Dónde ir y qué ver?
        Localidades
        Espacios Naturales
        Patrimonio
        Ocio y Cultura
   ¿Qué hacer?
   ¿Dónde comer?
   ¿Dónde dormir?
   ¿Cómo llegar?
 
   CONOCE ARAGÓN
    Historia
    Leyendas
    Aragoneses ilustres
    Geografía
    Economía
    Reportajes
    Tierra de ...
    De Interés Turístico
 
   PRODUCTOS DE ARAGÓN
    Denominación de Origén
    C de Calidad
    Artesanía
 
 
 
 
Rutas   |   Visitas Virtuales   |   Galería Fotográfica    |     Buscador Geográfico   
Buscar: en: Búsqueda avanzada
 

Propuestas para:
El Ebro y sus riberas (Ribera Alta y Ribera Baja) | 1 día | Patrimonio
Monasterio de Rueda-Escatrón-Sástago-Colonia Celsa
 
Volver  Imprimir

Dos comarcas muy unidas al Ebro, tanto que sus riberas les dan sus nombres. Para comenzar a conocerlas nos aceraremos a uno de los monasterios cistercienses más importantes de Aragón, el Monasterio de Nuestra Señora de Rueda (siglo XII), perteneciente al término municipal de Sástago.

Para llegar a él desde la capital, Quinto, deberemos tomar la A-221 en dirección a Sástago. Tras atravesar esta localidad y el puente sobre el Ebro, nos desviaremos a la izquierda, antes de cruzar en río por segunda vez.

El nombre del monasterio parece derivarse de la enorme noria, o rueda, que se hallaba junto a él y cuyos estribos de piedra todavía se conservan. Arquitectónica y artísticamente, responde a las características de arte cisterciense: ordenado en torno a un claustro central, con predominio de la sencillez de líneas y la sobriedad. Entre los espacios más destacados encontraremos la sala capitular y el scriptorium, cubiertos con bóveda de crucería, o el refectorio, con su bello púlpito.

Al otro lado del río, en Escatrón, no sólo se halla la central térmica, sino la joya escultórica que representa el retablo mayor de la iglesia parroquial de la Asunción (siglo XVII). Esculpido en alabastro con gran destreza por los maestros Esteban y Borunda para la iglesia del Monasterio de Rueda, se conserva en el templo escatronero desde el siglo XIX. Otra construcción interesante es el antiguo convento barroco de San Javier (siglo XVIII), a pesar de su estado ruinoso.

Desde Escatrón retrocederemos a Sástago, por la misma vía (A-221). En el casco urbano encontraremos la iglesia barroca de Nuestra Señora del Pilar (siglo XVII), como el edificio más significativo. En las proximidades, sobre un promontorio se halla la encalada ermita de la Virgen de Montler, fundada en el siglo XIII. También en los alrededores, se hallan las ruinas del castillo de la Palma, de origen musulmán, que guarda en su interior la ermita barroca del Pilar (siglo XVII).

Curioso es el fortín, una pequeña construcción fortificada que cuenta con una torre óptica desde la que se transmitían mensajes en morse (mediante espejos, banderas, fuego...) a otros fortines cercanos. De ese modo, se podía controlar el río desde Zaragoza a Amposta.

En cualquiera de las dos localidades anteriores podremos hacer un alto para comer y reponer energías, pues todavía nos queda por visitar Celsa, el yacimiento arqueológico más importante de la comarca. A él llegaremos tomando en la A-221, el desvío a Gelsa y de ahí, la carretera local CV-661 que conduce a Velilla de Ebro y al yacimiento.

De gran importancia histórica, pues fue el primer asentamiento romano en el Valle del Ebro (44 a.C.), y por los restos hallados. Se conserva bien la trama urbana, las calles amplias empedradas y con aceras, y callejones estrechos; viviendas señoriales, como la casa de los Delfines, con sus ricos mosaicos y zonas más humildes y se servicios comerciales (ínsula de las Ánforas).

A pesar de que fue habitada durante un periodo de tiempo muy corto (hasta el año 70 d. C.) desempeñó un importante papel como centro de redistribución comercial del Valle de Ebro que incluso emitió moneda. La importancia de Celsa se vio mermada por la fundación de Caesaraugusta hasta que finalmente la colonia se abandonó de forma pacífica.

Para finalizar nuestro recorrido por la comarca de la Ribera Baja, podemos visitar en Velilla de Ebro, el Museo de la colonia romana. Allí se muestran diversos hallazgos de las excavaciones, así como planos y maquetas de las edificaciones más destacadas, que nos ayudarán a comprender las ruinas conservadas.


SERVICIOS

Configurar otra Ruta
 



Una iniciativa de Caja Inmaculada gestionada por CAI Obra Social

Derechos de autor

Mapa Web
Mapa Web